Diseño de flyers como elemento publicitario para cada ocasión

Seguramente todos los hayamos visto en buzones, en un stand o incluso nos hayan entregado alguno por la calle, pero no sabemos realmente cual es el objetivo o cómo crear uno propio. Descubre con nosotros el maravilloso mundo del flyers.

¿Qué es un flyer?

Un flyer es un formato DIN A4, que equivale a la octava parte de una hoja de papel, o también llamada octavilla. Este tipo de folleto es utilizado comúnmente en publicidad, por ello, es habitual que se le llame folleto o volante publicitario.

El objetivo de los flyers consiste en la captación de atención rápida, simplemente con la información justa y necesaria. Deben:

  • Persuadir
  • Facilitar su consulta
  • Incluir que incite a la acción
  • Transmitir una imagen de marca

 

Al ser un formato pequeño tienes que minimizar al máximo la información. Para poder condensar todo esto, debes acudir a un profesional que se encargue del diseño y te guíe para conseguir la mejor forma de plasmar tu idea.

Los flyers son utilizados como una herramienta económica que llega a un gran número de personas, por ello son los que más efectividad consiguen en poco tiempo.

Hay un tipo para cada ocasión, por eso te ayudamos a elegir y conocer  el que mejor se adapta a cada tipo de ocasión.

Perfecto para publicidad…

Estos flyers deben de ser fáciles de distribuir pero a su vez no demasiado finos, ya que pueden tender a arrugarse, su grosor ideal es de 135 g/m2.

En ferias comerciales

Los flyers para este tipo de eventos, suelen requerir un aspecto muy profesional y consistente, por lo que el grosor deberá ser más alto que en el anterior, evitando así ningún tipo de arruga. El grosor ideal es de 170 g/m2.

Enfocado a la hostelería

El grosor que se suele utilizar para éstos son de 250 g/m2, su grosor es tres veces mayor al de un folio, por lo que su consistencia hace que se vea de gran calidad.

Flyers muy duraderos

Al utilizar este grosor, nuestro objetivo es que el flyer sea duradero y se conserve, ya que la información que contiene puede ser muy útil. Por ello su grosor es parecido al de una postal, de 400 g/m2.

Aparte del grosor del papel, también es muy importante su acabado. Para elegir el acabado del papel es muy sencillo, este depende de la cantidad de texto o imagen que  contengan. Si el flyer tiene más contenido visual, las imágenes llamarán más la atención con un acabado brillante, en cambio, si abunda el texto, es mejor un acabado mate para que sea fácilmente legible.

No todos los acabados están disponibles para los distintos tipos de papel por lo que si tienes dudas, recuerda que contamos con grandes profesionales que te aconsejan sobre el tipo de papel más adecuado, para que tu flyer sea de la mejor calidad. Para más información, consúltenos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.